Nerea Cenoz

Dietas para bajar de peso (adelgazar)

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud) una persona está en un índice (IMC) saludable de peso si el resultado de dividir los kilos entre la talla en metros al cuadrado está entre 18,5 y 24,9. A este nivel se le llama normalidad.
 
Si el resultado es diferente nos regimos por la siguiente tabla:

VALOR GRADO
< de 18.5 Malnutrición
18.5 - 24.9 Normalidad
25 - 29.9 Sobrepeso
30 - 34.9 Obesidad I
35 - 39.9 Obesidad II
> 40 O. Mórbida

Es decir, la persona que esté por encima de 24,9 debería adelgazar para mejorar su estado de salud. No todo el mundo que viene a la consulta está por encima de ese índice pero aun así puede bajar de peso. Por ejemplo:

Chica de 24 años 1, 60 de altura y 61 kg; IMC 23,83
Propósito adelgazar 5 kg: es decir nuevo IMC 21,88

A esto yo le llamo salud psicológica, es decir, aunque la persona esté bien de salud puede bajar algún kilo para encontrarse mejor.

También es importante no regirnos sólo por el IMC para ver si la persona tiene normalidad, sobrepeso u obesidad, es importante tener en cuenta el porcentaje graso y el índice de cintura / cadera, ya que a veces el IMC puede dar lugar a errores.

Cuando una persona va a la consulta se le hace un estudio antrométrico, se le mide, tanto la altura como los perímetros de cuerpo, y se le pesa en una báscula de bioimpedancia para saber la composición corporal que tiene en el organismo: masa grasa, masa libre de grasa (masa muscular, masa ósea, masa proteica, agua corporal).

Además de una anamnesis médica, se ve la evolución que ha tenido de peso a lo largo de los años, su estilo de vida, ejercicio físico que practica…
Lo siguiente es elaborar una historia nutricional: hábitos alimenticios en desayunos, almuerzos… y costumbres, frecuencias y preferencias a la hora de consumir todos los grupos de alimentos.

Teniendo en cuenta todos estos factores se elabora la dieta personalizada e iremos haciendo un seguimiento semanal hasta que consigamos nuestro objetivo.

Este objetivo no ha de ser necesariamente el peso ideal, sino un objetivo inicial y real que nos hayamos propuesto. Para continuar con el mantenimiento que consistirá, entre otras cosas, en ver al paciente cada dos o tres meses y hacer un seguimiento de la evolución. Si no fuera favorable, siempre es más fácil quitar un kilo cada 3 meses que 20 cada dos años. La gran ventaja del mantenimiento, entre otras, es que si el paciente hubiese suspendido el tratamiento sin alcanzar el peso ideal, se podría recuperar más adelante desde el peso que lo dejó.

Esto es a lo que doy más importancia, a que la persona se mantenga y que acabe con una buena salud.

Báscula médica para personas en silla de ruedas

Báscula médica para personas en silla de ruedas Navarra

Cuento con báscula médica para pesar a personas en silla de ruedas.

Dada la dificultad de las personas minusválidas para saber su peso, pongo a su disposición un servicio gratuito para el que lo desee, pidiendo cita previa, únicamente en la consulta de Mutilva.